Nº 100. Los médicos y el conocimiento.

Mucho se ha hablado sobre la relación médico-paciente y la influencia que internet tiene en la misma. A veces, parece como si leer sobre temas de salud en la red fuera siempre perjudicial. El año pasado, durante el berrimaster, José Mª García Blanco, nos aportó una perspectiva que hasta entonces no había considerado: la sociológica.

Decimos que vivimos en la "Sociedad del Conocimiento" por la enorme importancia que le damos al mismo en la sociedad actual. Y es que estamos asistiendo a una aceleración sin precedentes del ritmo de creación y acumulación del conocimiento.

Sin embargo, el conocimiento no sólo se crea y acumula: también se deprecia. Ahí radica su carácter paradójico: todo conocimiento producido estimula la creación de nuevo conocimiento, pero no hay seguridad alguna de que éste, cuando se produzca, confirme y consolide el anterior. Es posible que demuestre que estábamos equivocados, que lo que creíamos cierto no lo era.

En esta situación de cambio constante, no es posible tomar decisiones racionales. Simplemente, podemos limitarnos a buscar "decisiones inteligentes", según el conocimiento que manejamos en un momento determinado, y sabiendo que éste puede cambiar en cualquier momento. Así, no podemos asegurar que estamos tomando la mejor decisión.

Hasta ahora, el mayor de los mortales estábamos apartados de esa tensión, protegidos de ella por los científicos, en quienes habíamos delegado la producción del conocimiento. Fuera de su debate nos sentíamos seguros.

Por su parte, los profesionales, ponían su conocimiento a nuestra disposición. Planteaban la solución requerida con absoluta certeza, ocultando el método de la duda que se esconde tras la toma de cualquier decisión. Así, por ejemplo, los médicos nos decían: "tiene usted esta enfermedad y por ello, tiene usted que seguir este tratamiento". Y nosotros nos lo creíamos y seguíamos sus instrucciones a pies juntillas. Porque eran los expertos, los que sabían del tema.

En la sociedad actual, a los profesionales les resulta cada vez más difícil ocultar la duda que se esconde tras la opción que nos plantean como válida. Ahora, podemos acceder al conocimiento sin tener que pasar por su filtro gracias a internet. Podemos contrastar la información que nos ha proporcionado el experto sin ningún esfuerzo, conocer aquellas opciones que éste tuvo que descartar antes de determinar que lo que nos ocurre se llama "x", saber qué otras alternativas a la solución que nos plantea pueden ser también válidas.

Algunos profesionales ven amenazada su su estatus, su papel de vendedores de certeza y tratan de deslegitimar el conocimiento adquirido a través de internet. Sin embargo, el problema no está en la red, sino en el conocimiento que ahora tenemos los usuarios. Este conocimiento nos pone en una situación difícil, puesto que nos obliga a tener que responsabilizarnos y asumir la posibilidad de equivocarnos cuando tomamos una decisión. Así, podemos adoptar distintas actitudes: mirar hacia otra parte y dejar que sean los expertos los que nos digan qué tenemos que hacer, asumir nosotros toda la responsabilidad de la toma de decisión o compartir la misma con el profesional.

Sea lo que sea, en nuestra sociedad, la certeza se ha convertido en un lujo.

Para saber más:


Esta es la entrada nº 100. Una pequeña victoria.

7 comentarios:

  • Vivimos en la incertidumbre, hay que acostumbrarse.
    ¡Enhorabuena por las 100!

  • Enhorabuena Raquel por las 100. Esta entrada me ha encantado, la recomendaré en nuestro blog.
    Serafín

  • ¡Muchas gracias!

  • 100! Los principios de un blog sin duros, pero tu lo has superado sin problema. Sigue asi, que ya soy de tu club de fans :)

  • ANTONIO JESUS dijo...

    Felicidades Raquel por tu pequeña gran victoria. No quiero dejar de felicitarte por poner sobre la mesa un tema, en mi opinión de enorme interes y por tu actividad mental e intelectual.
    Creo que no deberiamos estar en la sociedad del conocimiento... sino en la sociedad de la información, ya que tenemos acceso a miles de "fragmentos" de conocimiento: yo los llamaría información/es. Éste tema incluso es tan evidente con uso de las evidencias... asunto en el que es posible encontrarlas en sentido contrario...
    En cualquier caso lo que es una amenaza como profesionales es tambien una oportunidad como profesionales... oposición binaria que diria Levi-Strauss, nos obliga a permanecer constantemente actualizados y a tener un juicio crítico que nos permita discernir cual es la mejor opción de tratamiento para RELACIONARNOS con la PERSONA que tenemos enfrente...
    gracias, animo y un saludo
    ANTONIO JESUS

  • Antonio Jesús: También podemos decir que vivimos en la "sociedad del riesgo", puesto que tenemos que tomar decisiones el entornos de incertidumbre como el que describes. Conocer genera incertidumbre, no seguridad. ¡Muchas gracias por tu comentario y mucha suerte en el proyecto que comenzáis (Cuidando.es)!
    Miguel: todo ha sido más fácil gracias a los ánimos que me has dado desde la distancia. Así que muchas gracias por todo.
    Saludos!

  • No lo había leido. La incertidumbre es lo que la medicina siga siendo medicina, para bien o para mal. Un poco de ciencia y un poco de arte.

Publicar un comentario en la entrada

Si te apetece, deja un comentario.

Related Posts with Thumbnails