De la negación del progreso.

Creemos las anécdotas, lo que vemos o lo que creemos ver, lo que nos parece real, y no nos fiamos de los datos contrastados que nos presentan los científicos. Esto puede suponer un problema si, por ejemplo, damos la espalda a los consejos que nos dan aquellas personas en las que hemos delegado la producción de conocimiento y el cuidado de nuestra salud y decidimos que no, que nosotros no vamos a vacunar a nuestros bebés de enfermedades que ya están erradicadas, como la polio o el sarampión.

Se trata de una cuestión de falta de solidaridad ("si todos los demás niños están vacunados, el mío ya está protegido") y de una cierta irresponsabilidad (¿qué pasa si, por ello, enfermedades erradicadas en nuestro entorno, vuelven a presentarse gracias a la falta de vacunación?). Michael Specter nos habla de esto y de alguna otra consecuencia que puede tener esa tendencia de rechazo a los avances científicos que está surgiendo en nuestra sociedad.

Aquí lo tenéis.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece, deja un comentario.

Related Posts with Thumbnails