Spaghetti, marshmallows y trabajo en equipo.

Pongamos un reto. Uno de esos retos tontos que se utilizan en las sesiones de formación y de los que se pretende sacar conclusiones de las que aprendamos a trabajar en equipo.

Podría ser, por ejemplo, construir una torre lo más alta posible con los siguientes elementos: 20 sticks de spaghetti, un trozo de cinta, otro de cuerda y un marshmallow (uno de esos caramelos pegajosos que salen en las pelis americanas, ya sabéis). La única condición es que el marshmallow tiene que estar en la cima de la torre.

Y ahora pongamos a distintos grupos de personas a resolverlo. Personas de todas las edades y profesiones. Y analicemos los datos. Veamos... ummm.... ¿¡los niños de guardería superaron con creces a los recién licenciados en administración de empresa!? Puede que a alguno no le sorprenda demasiado... Aún así busquemos la causa:

Resulta que los estudiantes de ciencias empresariales han sido entrenados para diseñar el plan perfecto, y ejecutarlo, momento en que, al ver que el caramelo tira abajo toda su torre de spaghetti, se quedan sin tiempo para volver a empezar. Sin embargo, los de la guardería, trabajan con sucesivos prototipos. Así que, los muy patanes, tenían tiempo de mejorar los prototipos fallidos hasta dar con una estructura capaz de soportar el peso del caramelo (¡niños!).

Pero no todo está perdido. Al analizar el desempeño de distintos equipos, también se llega a la conclusión de que aquellos que contaban con un ejecutivo de administración, tenían mejores resultados que el resto. Se debe a que estas personas aportaban al equipo sus habilidades para facilitar el trabajo de los demás. De este modo tenemos que "habilidades especializadas + habilidades de facilitación = mayor éxito".

En definitiva, para alcanzar nuestra meta necesitamos una experiencia compartida, un lenguaje común, trabajo con prototipos y alguien que facilite la tarea del equipo. Y es que, tanto en la construcción de torres de spaghetti coronadas por un marshmallow, como para conseguir cualquier otro reto que nos propongamos, necesitamos aplicar lo mejor de nuestro pensamiento, nuestros sentimientos y nuestras acciones, esto es; lo mejor de nosotros mismos.

¿Alguien tiene un marshmalow por ahí?



0 comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece, deja un comentario.

Related Posts with Thumbnails