Listas de verificación y trabajo en equipo.

Hace unas semanas hacíamos referencia a las listas de verificación y al papel determinante que rutinas sencillas como estas pueden tener para mejorar la seguridad del paciente. Ahora, en el especial de la Harvard Business Review del mes de abril, encontramos una entrevista a Atul Gawande, autor del libro "The Checklist Manifesto".

En ella, Gawande hace una interesante reflexión sobre el trabajo en equipo, en un entorno como el sanitario, donde aún está muy presente el individualismo y siguen quedando trazas de una mentalidad tipo "ese no es mi problema, alguien se encargará de ello". Parece que a los médicos les gusta imaginarse a sí mismos como héroes infalibles, cuando la realidad es que son los equipos y las organizaciones las que hacen posible proporcionar cuidados excelentes. Necesitamos un cambio.

Para ello, podemos empezar por la formación de médicos. En la Universidad de Reno, por ejemplo, las escuelas de medicina y enfermería comparten instalaciones y asignaturas. Médicos y enfermeros en formación aprenden a trabajar juntos desde el principio. Podemos intuir que esto favorecerá que ambos colectivos se conozcan mejor y estén más dispuestos a cooperar y a tratarse como iguales una vez se incorporen a las organizaciones sanitarias.

Las propias listas de verificación también pueden contribuir a fomentar el trabajo en equipo. En los estudios que se han hecho sobre la efectividad de las listas, un apartado se ha revelado como clave para ello: el momento en que se tienen que hacer las presentaciones. En ese momento, quienes participan en la intervención comienzan diciendo: "Soy Bob, el antestesista. Soy Susan, la residente de anestesia. Soy Tim, enfermero"... Cuando llega el turno del cirujano, las palabras que elijan serán determinantes. ¿Dirá "Soy el Dr. ---" o utilizará el nombre de pila? En un instante queda claro si van a imperar las jerarquías o si se va a trabajar como iguales dentro de un equipo con personas desempeñando distintos roles.

Según Atul, el heroísmo en la medicina debería significar tener la humildad de reconocer que tenemos más posibilidades de fallar si actuamos solos por nuestra cuenta y apoyarse en el trabajo en equipo para conseguir prestar el mejor de los cuidados. ¿No es ese el objetivo último de todo lo que hacemos?

Para aprender más:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te apetece, deja un comentario.

Related Posts with Thumbnails