Salud en red. No todo es mentira.


Bien sabido es que en internet podemos encontrar de todo. Y bien sabido es (aunque desconozco si se trata de una práctica extendida), que debemos guiarnos por el sentido común para dar con aquella fuente que realmente nos proporcione información veraz y de calidad, especialmente en lo que a salud se refiere.

En este artículo de El País, profundizan sobre este tema y, además de muchos ejemplos de fuentes fiables, nos dan algunas pautas para distinguir el grano de la paja:




El Foro del Paciente aconseja comprobar que la página que se consulta esté acreditada por algún sello de calidad (como Web Médica Acreditada del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona o el HONcode de la Health on the Net Foundation), se revise periódicamente, avise de que sus contenidos "nunca podrán sustituir la intermediación del profesional sanitario", deje constancia del autor, cite fuentes y fecha de actualización, y permita contactar o intercambiar impresiones con los responsables de la información. 

Que sea accesible, trate los datos personales de manera transparente y responsable, y utilice un lenguaje asequible (las incluidas en el Foro del Paciente puede entenderlas un alumno de 2º de ESO). 
"Mejor vídeo que lectura, y mensajes cortos", apostilla el médico y creador del Foro, Albert Jovell, que anima a quien navega a adoptar un espíritu crítico: "Los datos no tienen que ser ciertos solo porque estén en Internet. Y, en todo caso, serán datos generales, no la historia concreta de nadie". 

Ignacio Parada, fundador de la red social Vi.Vu, da importancia a que quienes generen los contenidos sean médicos y a que la web se responsabilice de que así sea identificando los números de colegiado. "Una de las claves es verificar en el Consejo General de Colegios de Médicos si un facultativo es quien dice ser", recomienda.

Ya lo sabéis: ¡sentido común!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te apetece, deja un comentario.

Related Posts with Thumbnails